Indultados Cinco “Mossos” Condenados Por Torturas

Según Europa press: «El Consejo de Ministros ha aprobado el indulto parcial de cinco miembros de los Mossos d’Esquadra que fueron condenados por el Tribunal Supremo en diciembre de 2009 apenas de entre seis meses y cuatro años y nueve meses de cárcel por detener por error a un ciudadano rumano el 27 de julio del 2006 en Barcelona y golpearle mientras estuvo detenido en la comisaría de Les Corts, según informaron a Europa Press fuentes conocedoras de la decisión.

El Gobierno ha adoptado esta resolución a partir de la información aportada por el Ministerio del Interior y la Generalitat de Cataluña en relación con estos hechos, el curriculum de los acusados, la  cantidad de apoyos y adhesiones que solicitaban el indulto y la existencia de una petición por parte del propio afectado.

A los agentes Jordi P., Joan S. y Manuel F. –que fueron condenados por el alto tribunal a cuatro años y nueve meses de cárcel y nueve de inhabilitación por lesiones y torturas agravadas– así como a Fernando C. –al que se le impusieron dos años por delitos contra la integridad moral– se les rebajan las penas de prisión a dos años y se les conmuta la inhabilitación por una suspensión para empleo o cargo público durante dos años.

Del mismo modo, el Gobieno ha acordado conmutar la inhabilitación que pesaba sobre Alejandro G., condenado a seis meses de prisión por coacciones, por una única pena de dos años de suspensión para empleo o cargo público.

VOLVERÍAN AL CUERPO

La medida de gracia, que permitiría el reingreso de los condenados al cuerpo, se supedita a que los ‘mossos’ no vuelvan a cometer un delito doloso en el plazo de cinco años desde que el real decreto que recoja esta resolución se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La sentencia que la Audiencia de Barcelona dictó en noviembre de 2008 consideró probado que sobre las 20.30 horas del 27 de julio de 2006 los agentes arrestaron por error a Lucian P. cuando salía de su domicilio, en la calle Ausiàs Marc. En ese momento, le agredieron, le pisaron la cabeza contra el asfalto y le agarraron por el cuello para impedir que gritase, al tiempo que le insultaban y le amenazaban de muerte.

Efectuada la detención, que los agentes realizaron sin identificarse como policías, tres agentes intentaron conseguir una confesión del detenido introduciéndole una pistola en la boca y le amenazaron con tirarlo por “un barranco”. Mientras tanto, le golpeaban y le insultaban “repetida e indistintamente”.

INSULTOS, GOLPES Y AMENAZAS

Al llegar a la comisaría, le pusieron unas esposas más apretadas y le siguieron golpeando, insultando y amenazando de muerte. En un momento determinado, lo introdujeron en un cuarto, donde Lucian P. les repitió que era hemofílico, a lo que los acusados le respondieron que “más le valía”. Los agentes dejaron de pegarle cuando otro policía no identificado que estaba de servicio en la comisaría les dijo a sus compañeros que pararan porque había videocámaras.

A continuación lo desnudaron y le encerraron en un calabozo toda la noche, donde le informaron de sus derechos como detenido y le explicaron por qué había sido arrestado. Sólo salió para acudir en dos ocasiones, por la noche y a la mañana siguiente, a visitar un médico por los golpes que había recibido.

Su compañera sentimental, embarazada de entre dos y tres meses, también fue conducida por la fuerza a la comisaría, donde, amedrentada y engañada por los agentes, pasó dos horas sin que le dijeran que estaba detenida.»

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: