Relato De Las Torturas Y Malos Tratos A Un Preso En La Cárcel De Huelva Que Le Dejaron Un Mes En Coma

Soy victima del sistema político y del sistema penitenciario criminal que usa como herramientas las torturas y los malos tratos de todo tipo para someter a los presos a su política perversa. He vivido en mis propias carnes la crueldad, la inhumanidad, la tortura, los malos tratos y las humillaciones que me han dejado secuelas físicas y mentales muy graves. Esta es mi historia:

El día 21/11/2011 me encontraba en la cárcel de Huelva en el módulo 6. Sobre las 20:30 horas me encontraba mal, dolores en todo el cuerpo, vomitando. Entonces llame a los carceleros varias veces para que me llevasen a la enfermería. Me ignoraron y no avisaron al médico. Ante mi insistencia vinieron dos carceleros y me dijeron que no llamase más ni molestase, les explique que me encontraba muy mal y que necesitaba un médico urgente. Se negaron y entonces les llame torturadores, maltratadores y verdugos. Acto seguido llamaron a la plantilla de más de 10 carceleros, abrieron la puerta de mi celda, entraron y se abalanzaron sobre mi, pegándome con porras, puñetazos y patadas en todo el cuerpo. Me tumbaron en el cuello, un carcelero me puso el pie sobre mi cuello, otros sujetándome y me esposaron con las manos atrás, al mismo tiempo que insultaban, amenazaban y humillaban. Después me llevaron en volandas hasta el módulo de aislamiento. En el camino entre el módulo 6 y el de aislamiento un carcelero me daba patadas en la cara. Me llevaban en volandas pues no era capaz de sostenerme en pie de la paliza de muerte que recibí que duró unos 15 minutos. Allí, en aislamiento, me metieron en la celda de torturas dándome otra paliza tremenda. Después me colgaron con los pies esposados boca abajo en una especie de barra o algo parecido, porque en aquel momento tenía la vista borrosa. Después perdí el conocimiento (cuando me dieron el parte de sanciones me entere de que he estado en esa situación dos días). Me desperté después de un mes en el hospital.

Los médicos del hospital Infanta Elena me informaron de que llevo un poco más de un mes en coma. Ni la cárcel ni el hospital avisaron a mi familia. Mi padre se entero por casualidad, muy preocupado porque llevaba más de un mes sin llamar por teléfono, suelo llamar un par de veces a la semana a mi familia. Mi padre llamó a la cárcel preguntando por mi y el carcelero dudó un rato y después de escuchar una voz que le pedía saber donde estaba le dijo que me encontraba en el hospital Infanta Elena desde hace más de un mes. Inmediatamente mi familia vino al hospital y me encontraron entubado y esposado a la cama en un estado lamentable. Allí mismo mi hermana tomo fotos con la cámara de su teléfono móvil. Fotos sobrecogedoras. Después de despertarme del coma, estaba tan débil que no podía ni comer ni moverme ni nada. Para dejarme loco el psiquiatra del hospital mandó inyectarme un componente llamado Peridon que provoca amnesia, confusión, anulando la voluntad de uno y anulando la memoria…un psiquiatra al estilo Menguele que hizo todo eso para que yo olvidase y no denunciara las torturas, malos tratos y vejaciones y humillaciones.

Gracias a Dios, últimamente empecé a recordar los hechos. Hace poco puse una denuncia contra los carceleros torturadores. Una enfermera que me atendía en el Infanta Elena le dijo a mi madre que estaba en coma más de un mes y que no se lo dijese a nadie porque parece que no consta en el informe médico ni de la cárcel ni del hospital,

Después de darme el alta en el hospital me llevaron a la enfermería de la cárcel, después al aislamiento de la cárcel a pesar de encontrarme muy mal.

Al poco tiempo me sacaron a declarar al juzgado de Huelva como imputado de un delito de atentado a agentes de la autoridad con falsas acusaciones de lesiones a un carcelero y hace unos meses en un auto de juicio oral de fecha 23/04/2012 puse un recurso de reforma contra el auto, al mismo tiempo puse la denuncia y pedí protección judicial contra los carceleros de Huelva pidiendo declarar por videoconferencia, pidiendo que me examinara un médico forense y un psiquiatra…. y todavía no hay nada. Solicite un abogado de oficio y no me han comunicado nada de nada.

Es increíble, me torturan, me dan una paliza de muerte me mandan en coma y encima soy yo el denunciado.

Las torturas me han dejado secuelas físicas, marcas en el cuerpo, en los tobillos y secuelas psicológicas y mentales muy graves que sufro todos los días. Espero justicia y solicito apoyo. Soy Miguel Ángel Rodríguez Postigo, me encuentro en el C. P. Puerto III desde febrero de 2012 en primer grado segunda fase, en el módulo 15.

Noticias relacionadas con las torturas y malos tratos en la prisión de Huelva:

[Audio] La Familia De Un Preso Quemado En La Prisión De Huelva Denuncia Que Antes Del Incendio Sufrió Una Paliza A Manos De Los Carceleros

Denuncias Por Malos Tratos En La Prisión De Huelva

 

CONTRA LAS TORTURAS Y MALOS TRATOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: