Juicio Por Torturas En Quatre Camins: Identifican Al Subdirector Médico y A Una Funcionaria Como Principales Agresores De Los Presos

El primer día declararon la totalidad de los acusados, que negaron el maltrato a los presos. El subdirector médico de Quatre Camins, Xavier Martínez, admitió “cierta contundencia” y “uso de la fuerza” contra los presos que se resistían. Martínez admitió también la posesión de la defensa de goma, pero negó que la utilizara. Aún así, el subdirector médico admitió que “dos o tres” presos llegaron con heridas “leves” después de asegurar no recordar ninguna agresión y dudar sobre si se obligó a  los internos a desnudarse. Durante el interrogatorio, Martínez acabó confesando que ascendían a diecinueve los presos heridos y que “se ayudaba a andar más rápido los presos que no querían andar” sin especificar en que consistía esa ayuda. En general, los funcionarios -la mayoría de los cuales no respondió las preguntas de la acusación- negaron haber visto agresiones a presos durante el traslado, pero plantearon incoherencias y contradicciones en sus declaraciones, como por ejemplo hablar sobre los traslados tras haber negado haberlos presenciado.

Al día siguiente a las  empezaron las declaraciones de los internos y víctimas de las agresiones. Más de cuatro internos identificaron Xavier Martínez como agresor y más de tres ‘la señorita Trini’. La funcionaria, según los internos, apaleó mínimo a tres presos con un palo de hierro que, según el exdirector del Centro Penitenciario de Quatre Camins, “podría haber cogido del búnquer como cualquier otro funcionario”. Los presos declararon haber sido sacados a golpes de porra de las celdas, a las cuales subieron voluntariamente y pacífica tras el motín, y haber sido golpeados hasta caer al suelo, esposados y llevados a la zona de ingresos enmedio de un pasillo de funcionarios protegidos con escudos que los golpeaban con manos y pies, defensas de goma y palos de hierro. En este pasillo, los internos hablan también de la presencia de funcionarios vestidos de civil, dato que el exdirector del centro penitenciario no negó.

El tercer día de juicio acogió la declaración del exdirector de Quatre Camins, que va limitarse a rechazar responsabilidades puesto que no estuvo presente durante toda la noche de los traslados. Además, confesó no haber sido informado del uso de la fuerza, hecho extraordinario en cuanto que de forma rutinaria se informa y se documenta el director en cada caso en qué los funcionarios “se vean obligados a usar las medidas de contención”. El mismo día declaró José Solís, interno encargado de mediar y hablar con lel exterior durante el motín y absuelto de todos los cargos en el juicio contra los presos del 2008. Solís identificó cinco de los agresores y relató su llegada a ingresos y el traslado. La defensa cargó contra Solís, contra su participación en el Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la UB, y contra las “charlas” en qué participa. La jueza declaró impertinentes todas estas intervenciones de la defensa, que evitaron ser respondidas por parte de Solís. En un segundo intento, la defensa cargó contra Iñaki Rivera, director del Observatorio, que durante su declaración fue preguntado por la participación de Solís, el permiso de entrada a prisión por parte del OSPDH y por las subvenciones que recibía la entidad. También estas intervenciones fueron declaradas impertinents por la jueza y quedaron sin responder. La vista de miércoles acabó cerca de las 18h, tras la declaración de varios agentes de los Mossos d’Escuadra en calidad de testigos sobre los traslados. Todos y cada uno de ellos alegaron no recordar agresiones a presos por parte de funcionarios y ni siquiera recordar si estos habían sido entregados sin ropa después de haberlos obligado a desnudarse.

Un preso  negó todo lo que había declarado inicialmente, pero que ante la pregunta sobre su situación penitenciaria actual, reconocía que estaba de permiso en tercer grado y que le faltaban para cumplir cuatro años.

El juicio, que acabará a principios de junio, continuará el próximo lunes con los relatos de 116 testigos que deben declarar sobre los hechos transcurridos la noche del motín hasta el traslado de 56 presos que fueron dispersados. Hasta ahora, se ha mantenido la concentración diaria de solidaridad con las personas torturadas y maltratadas en prisión.

Miembros del colectivo antirepresivo Suport Maresme retransmitieron en directo el juicio vía Twitter. La cronología de los tres primeros días se puede encontrar recogida y de forma muy detallada  AQUÍ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: